El Gobierno regional concede a Adiman 60.400 euros para un proyecto de cooperación al desarrollo en Bolivia

El Gobierno regional concede a Adiman 60.400 euros para un proyecto de cooperación al desarrollo en Bolivia

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha concedido a Adiman una subvención de 60.400 euros para el proyecto de contribución a la seguridad alimentaria nutricional a través del fortalecimiento de la agricultura familiar sostenible y la participación activa de mujeres en los municipios de Padcaya y Entre Ríos del departamento de Tarija, en Bolivia. Se trata de dos municipios en situación de pobreza extrema y que se ven frecuentemente afectados por eventos climáticos extremos, lo que limita la producción de cultivos de las familias campesinas, las cuales viven en situaciones precarias, desprotegidas y socialmente relegadas.

La presidenta de Adiman, Mari Carmen García, ha puesto en valor estos proyectos de cooperación internacional apoyados desde el Goberno Regional de Castilla La Mancha, en los que los Grupos de Acción Local Adiman y Sierra del Segura vienen trabajando desde hace varios años tanto en Bolivia como en Argentina “ya que estas ayudas son fundamentales para el desarrollo de las comunidades más desfavorecidas. Es una obligación moral que tenemos los países denominados ‘desarrollados’ con los países en vías de desarrollo y cabe recordar que la ONU recomienda destinar el 0,7% de los presupuestos de las instituciones a proyectos de cooperación al desarrollo, una recomendación que no siempre se cumple”, explica la presidenta de Adiman y también alcaldesa de La Pesquera.

Un total de 83 familias se beneficiarán de manera directa de este proyecto, que durará en torno a un año y que contempla como objetivos poner fin a la pobreza y el hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, promover la agricultura sostenible, lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer, entre otros. El coste total de esta actuación será de 87.200 euros.

Sobre el terreno trabajarán dos ONGs locales con las que Adiman y Sierra del Segura ya vienen trabajando en otras actuaciones en Bolivia, NATIVA y ASOCIO, que serán las encargadas de implementar en el territorio todas las medidas recogidas en el proyecto: construcción de 6 invernaderos para garantizar la producción de 6 especies de hortalizas (tomate, pimentón, berenjena, espinaca, zuquini, cebolla). También se ha previsto la introducción de al menos una variedad de champiñones como experiencia piloto; con el propósito de mejorar la disponibilidad y la estabilidad de alimentos en cantidad, calidad e inocuidad, bajo condiciones que permitan su adecuada utilización nutricional, llevando una vida saludable y activa.

En el proceso productivo bajo invernadero, se emplearán técnicas compatibles con el medio ambiente bajo el paraguas de la agricultura sostenible, haciendo uso eficiente del recurso agua, implementando sistemas de riego presurizado (goteo). Se fomentará la cultura de consumo de alimentos sanos y nutritivos a través de talleres de capacitación a los beneficiarios con el fin de diversificar nutritivamente su alimentación con los productos obtenidos y/o producidos por ellos mismos; de la misma manera, se propiciará una feria del productor al consumidor con el objeto de promocionar y posicionar la diversidad de alimentos producidos de manera orgánica.

 

Paralelamente al proceso de producción de hortalizas, las familias beneficiarias recibirán capacitación y actualización continua para conocer sus derechos y obligaciones en materia de equidad de género.